Noticias | Agenda

La Guareña | Dos siglos de un episodio clave en la Guerra de la Independencia

Cien mil soldados en Cañizal

La comarca fue testigo hace doscientos años de un hecho insólito en la historia militar durante los días previos a la batalla de Los Arapiles
20-07-2012 17:23
0 votos
Cien mil soldados en Cañizal

Cien mil soldados en Cañizal

«Aconteció que ambos ejércitos marcharon todo un día paralelamente? esto pasó muy lejos de Salamanca», cuenta Benito Pérez Galdós en su Episodio Nacional sobre la batalla de Los Arapiles. Y es que los dos ejércitos que se enfrentaron en este decisivo combate llegaban del Valle del Guareña.


Esta comarca de lo que hoy es la provincia de Zamora estuvo a punto de ser testigo del combate más grande la Guerra de la Independencia, que finalmente tuvo lugar a pocos kilómetros de la capital charra el 22 de julio de 1812, que se cobró cinco mil vidas en cada bando.


La victoria en la batalla de Salamanca, como la denomina la historiografía inglesa, supuso el golpe definitivo para expulsar a las tropas francesas de la península, y un episodio crucial en clave europea sin el que no se entiende el desgaste de Napoleón previo a Waterloo. Este importante acontecimiento estuvo a punto de darse tres días antes en la llanura que separa Cañizal de Vallesa de la Guareña, según explica Luis Torrecilla, profesor de historia, escritor y natural de Cañizal.


Finalmente la historia no quiso hacer universal el nombre de este pueblo, pero la zona sí fue testigo de un hecho insólito, conocido como la «marcha paralela», de la que hoy se cumplen doscientos años y que el general francés Auguste Marmont llegó a describir en sus memorias como «el espectáculo más impresionante que presencié en mi vida guerrera»: dos ejércitos enemigos, de casi 50.000 hombres cada uno, marchaban de forma paralela por orillas opuestas del río Guareña, «a distancia de tiro de mosquetón», en palabras del profesor Torrecilla, y sin llegar a entrar en batalla.


El día 18 de julio de 1812, el general británico Arthur Wellesley, que años más tarde sería nombrado primer Duque de Wellington, llegaba a Cañizal después de haber huído de Salamanca, al mando de un ejército 50.000 hombres británicos, portugueses y españoles que pasaron la noche en este pueblo de La Guareña .


Por su parte, el mariscal Auguste Marmont atravesaba el valle con 48.000 franceses el día 19, en su camino a Salamanca desde Tordesillas.


El francés desvió su marcha y se acercó a Cañizal para divisar a las tropas aliadas, que aún reposaban en las inmediaciones de la localidad.


Durante todo el día 19, mientras Marmont hacía su reconocimiento de las tropas de Wellington, los dos ejércitos permanecieron asentados el uno frente al otro, a pocos kilómetros de distancia, descansando bajo el sol de julio.


Todas las tropas no llegaron a entrar en batalla «pero sí tuvieron lugar diferentes escaramuzas que se saldaron con 400 bajas entre muertos y desaparecidos», según Torrecilla, que asegura que tienen «cierta importancia en el transcurso de la guerra porque en una de ellas se hizo prisionero a un general francés».


Se trataba de Jean-Agustin Carrié, que fue capturado por la Tercera Brigada de Dragones, una unidad británica de caballería ligera comandada por el Mayor Alten. Como curiosidad, esta brigada estaba compuesta por inmigrantes alemanes llegados a Inglaterra hacía pocos años, y causó 240 muertos entre los franceses, según explicaba Wellington en una carta que enviaría dos días más tarde al duque de Bathurst, secretario de Estado.


Cañizal se convirtió durante tres días en el primer centro de operaciones de los aliados en España


Otras tropas aliadas que se enfrentaron a soldados franceses en los alrededores de carrizal durante el 19 de julio fueron los regimientos británicos 27 y 40, comandados por el Brigadier General Harvey, y las brigadas portuguesas 11 y 23, comandadas por el coronel Stubs.


De la correspondencia que salió de los despachos de los oficiales británicos durante esas fechas, se deduce también que el pueblo de Cañizal se convirtió en el centro de operaciones de los aliados más importante de los aliados en la península. El motivo es que el general esperaba que la batalla tuviera lugar el día 20 en la llanura que separaba esta localidad de Vallesa de la Guareña.


Cuando a la mañana siguiente Marmont ordenó reanudar la marcha hacia el sur, Wellington ordenó a sus huestes formar tres columnas para perseguirle. Así marcharon durante varias horas río arriba, separados solamente por el estrecho río Guareña, 48.000 franceses por la orilla derecha, 50.000 aliados por la izquierda, «a distancia de tiro de mosquetón pero sin llegar a disparar», esperando ambos que el contrario iniciara el ataque, a lo largo de kilómetros y kilómetros.


Hacia el mediodía, cuando casi habían llegado a Cantalpino, abrieron fuego los cañones franceses. Sin embargo, el general Wellington rehusó la batalla y decidió huir hacia el sudeste con sus tropas. Los dos ejércitos no volverían a encontrarse hasta dos días más tarde, en la famosa batalla al sur de Salamanca.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Planes

Jon Nieve en 'La Batalla de los Bastardos' del 6x09.

'Juego de Tronos': Hackers amenazan con filtrar el 7x07

Los piratas informáticos piden un rescate millonario para no publicar el último capítulo antes de tiempo

Kit Harington y Emilia Clarke

'Juego de Tronos': Jon Snow imita a los dragones de Daenerys

El actor Kit Harington protagoniza un divertido vídeo colgado por la propia Emilia Clarke

Jerry Lewis falleció en Las Vegas

El mundo del cine se despide de Jerry Lewis

El actor, cómico, director y guionista falleció este domingo por causas naturales a los 91 años de edad

Encuentra los eventos de