Calamares en su tinta

0 votos
Calamares en su tinta

Ingredientes:

  • INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS 1,5 kg de calamares
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • harina
  • perejil
  • aceite
  • sal.

 

Los calamares se limpian y se reservan las bolsas de tinta. Si son pequeños, se cortan en anillas; los grandes se trocean regularmente. Los tentáculos se cortan también en trozos. A continuación, se sazonan con sal, un diente de ajo y perejil —machacados en el mortero— y se disponen en una cazuela.
 
En una sartén aparte se echa un chorro de aceite y, una vez caliente, se fríe la cebolla picada muy fina. Cuando comience a dorar, se agrega una cucharada de harina, un diente de ajo y un poco de perejil —machacados en el mortero
y desleídos con vino blanco.
 
Esta salsa se vierte sobre los calamares, que se dejan cocer tapados y a fuego moderado durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo, se incorpora la tinta reservada, desleída en un poco de agua y pasada por un colador.
 
Si quedan muy secos, se puede añadir un poco más de agua, y se dejan cocer lentamente durante unos minutos más —el tiempo necesario para que queden muy tiernos—. Se sirven muy calientes, acompañados de arroz blanco.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Aperitivos para las celebraciones navideñas

Recetas de entrantes para el menú de Navidad

Descubre cómo preparar cinco exquisitos aperitivos con los que sorprender a tus invitados

Tres recetas de chocolate

Tres recetas de chocolate sorprendentes

Descubre cómo hacer estofado de cerdo con salsa de cacao o crujiente de chocolate con fruta

Cómo preparar el mejor pollo al horno

El truco definitivo para que el pollo te quede jugoso y crujiente

Te mostramos las claves infalibles para que tu plato no tenga nada que envidiar al de los mejores chefs

Los mercados están llenos de frutas exóticas desconocidas.

Los alimentos que vienen: ¿Qué cocinaremos en el 2020?

Las frutas exóticas o los pescados desconocidos alimentan una era en la que prima el producto global