Noticias | Críticas de TV

Crítica

Con humor y 'Carrero Negro'

'Late Motiv' metió el dedo hasta el corvejón en la ridícula sentencia de Cassandra Vera con referencias al atentado y frases de doble sentido
12-04-2017 07:53
0 votos
Buenafuente con 'Carrero Negro' en 'Late Motiv' Youtube

Buenafuente con 'Carrero Negro' en 'Late Motiv' Youtube

Se está hablando mucho del caso Cassandra, Cassandra Vera, condenada a un año de cárcel por unas frases en Twitter sobre Carrero Blanco, y de los límites del humor, un debate más que necesario en el que están opinando las mentes más claras de este país, incluso yo he leído opiniones de Bertín y Arévalo, ¿eh?, que completan un poco el arco del pensamiento en España.

Así empezó Andréu Buenafuente la otra noche en 'Cero Late Motiv', que dijo que a esta hora "está al caer", y en ese momento, zas, un coche se estampó en el plató y de él apareció Carrero Blanco, aunque quien saludó al presentador fue un tipo vestido de almirante, con impoluto traje blanco, pero negro de piel. Así que se quedó en Carrero Negro. A partir de ahí se inició un diálogo en el que no faltaron las referencias al atentado del almirante franquista en clave de humor desatado con frases con doble sentido como "cuando Carrero vuela bajo, hace un frío del carajo".

Imparable, el actor negro que hace de Carrero Negro dice que ve '¡Boom!' antes de 'Ahora caigo'. Y así todo el rato. Que si el humor está en el cielo, que si el tiempo se me pasó volando, que me voy, o que si perdóname, que estaba en las nubes.

Sin grandes debates, 'Late Motiv' metió el dedo hasta el corvejón en la ridícula sentencia que aún genera tanta y tan enconadas opiniones, según vengan de un bando o de otro. Ustedes me entienden. Una vez más, Buenafuente está sembrado. Y sin apenas mover un músculo.

Como otra noche reciente y de la mano de su humorista de cabecera, Raúl Pérez, que imitando a la 'adivinadora' Esperanza Gracia vuelve a reírse de Javier Cárdenas diciéndole que no la llame a ella sino a un logopeda. El buen humor lo explica todo, sin límites.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook