Cabrito guisado

1 voto
Cabrito guisado

Un plato sabroso y contundente

Ingredientes:

  • INGREDIENTES PARA 4 COMENSALES
  • 1 kg de cabrito muy tierno y muy fresco
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 cebollas medianas
  • laurel (1 o 2 hojas, al gusto)
  • pimientos rojos
  • un vaso de vino blanco castellano
  • una copa de brandy
  • aceite
  • perejil
  • sal

1. Se corta el cabrito en trozos de forma regular y tamaño medio y se adoban con ajo, perejil y vino blanco (puede hacerse por separado o majando en un mortero todos los ingredientes). Durante una noche permanece el cabrito en este adobo y a la mañana siguiente, una o dos horas antes de su preparación, se sala al gusto.


2. Se dora el cabrito en una cacerola con aceite, al fuego. Después se añaden las cebollas, los pimientos y unos dientes de ajo (todo muy picado) y se rehoga a fuego fuerte durante un rato largo con la cacerola bien tapada.


3. Se añade un majado de ajo, perejil, vino blanco y una copa de brandy y, si fuere preciso, un poco de agua o de caldo de carne; se prosigue la cocción durante una hora o algo más, hasta que la carne esté muy tierna. Se sirve en cazuela de barro complementando con tiras de pimientos asados y patatas redondas (pequeñas) fritas.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Una imagen de un plato de gofres.

Esta es la receta para preparar los auténticos gofres de las ferias

Siguiendo unos simples pasos podemos disfrutar de un dulce extraordinario para degustar en verano

Esto es lo que debes pedir en el chiringuito.

Esto es lo que debes pedir en el chiringuito para no engordar este verano

Ideas riquísimas para que comas en cualquier sitio estas vacaciones de forma saludable y sin extra de calorías

Ensalada de queso feta y melón

Ensaladas frescas de verano

Platos perfectos para las comidas o cenas de los próximos meses sin descuidar la línea

Cinco helados caseros lights que te refrescarán.

Cinco helados caseros que apenas engordan

De chocolate, limón o mango, descubre cómo disfrutar de todos los sabores sin sumar calorías