Ensalada de pollo y espárragos

0 votos
Ensalada de pollo y espárragos

Aprende cómo preparar esta rica ensalada de una manera muy sencilla

Ingredientes:

  • Para 4 personas:
  • 400 g de pechuga de pollo
  • 1 kg de espárragos
  • 1 zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • mayonesa
  • 1 ramita de perejil
  • sal

Los espárragos se limpian y se cortan la parte leñosa de los tallos. Se ponen en un cazo, se cubren con agua y se dejan cocer durante 15 minutos con un poco de sal. Mientras tanto, en una cazuela con agua y sal, se ponen a cocer las pechugas de pollo, limpias de cualquier trozo de grasa, junto al apio y la zanahoria —pelada—.

 

Se cuece durante 10 minutos, se deja enfriar y después se corta en cuadraditos. En un bol se pone el pollo troceado, se agregan los espárragos bien escurridos y cortados en tres trozos, la zanahoria cocida, cortada en rodajitas y se aliña todo con un par de cucharadas de mayonesa.

 

A la hora de llevar la ensalada a la mesa se espolvorea con un poco de perejil picado muy fino.

 

El consejo: Las mejores zanahorias

Las zanahorias de mejor calidad son las que vienen en manojos. De consistencia dura, firme y un color naranja intenso, que nos indique su alto nivel de betacaroteno.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Preparación de postres navideños.

Los mejores postres para Nochebuena

Sorprende a tus comensales con dulces con los que poner el colofón a una de las veladas más especiales

Canapés navideños para sorprender a tus comensales.

Seis canapés 'lights' y baratos para triunfar en Navidad

Entrantes deliciosos y variados con los que encandilar a tus comensales en estas fechas

Un menú que te ayudará a recuperarte cuando estás enfermo.

Tres recetas mágicas para recuperarte cuando estás enfermo

Con la llegada del invierno regresan un año más los temidos y odiados resfriados y gripes

Las palomitas pueden ayudarte a perder peso.

Los alimentos más sorprendentes que te ayudarán a perder peso

Cinco ideas para mantener los kilos a raya sin renunciar a todos los sabores mientras haces dieta