Ensalada de pollo y espárragos

0 votos
Ensalada de pollo y espárragos

Aprende cómo preparar esta rica ensalada de una manera muy sencilla

Ingredientes:

  • Para 4 personas:
  • 400 g de pechuga de pollo
  • 1 kg de espárragos
  • 1 zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • mayonesa
  • 1 ramita de perejil
  • sal

Los espárragos se limpian y se cortan la parte leñosa de los tallos. Se ponen en un cazo, se cubren con agua y se dejan cocer durante 15 minutos con un poco de sal. Mientras tanto, en una cazuela con agua y sal, se ponen a cocer las pechugas de pollo, limpias de cualquier trozo de grasa, junto al apio y la zanahoria —pelada—.

 

Se cuece durante 10 minutos, se deja enfriar y después se corta en cuadraditos. En un bol se pone el pollo troceado, se agregan los espárragos bien escurridos y cortados en tres trozos, la zanahoria cocida, cortada en rodajitas y se aliña todo con un par de cucharadas de mayonesa.

 

A la hora de llevar la ensalada a la mesa se espolvorea con un poco de perejil picado muy fino.

 

El consejo: Las mejores zanahorias

Las zanahorias de mejor calidad son las que vienen en manojos. De consistencia dura, firme y un color naranja intenso, que nos indique su alto nivel de betacaroteno.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Los callos sorprenden a los turistas.

Platos típicamente españoles que los turistas no se atreven a probar

Algunas recetas de gran tradición despiertan reparo e incluso aversión a paladares foráneos

Alimentos saciantes que casi no engordan.

Las patatas, las palomitas y otros alimentos saciantes que casi no engordan

Tomar alimentos que nos llenen disuaden de la tentación de seguir comiendo

El truco para pelar ajos de forma rápida.

El truco para pelar los ajos rápido y de forma efectiva

Desprender la piel de los gajos ya no será una tarea engorrosa ni lenta con estos consejos

Alimentos que ayudan a reducir la celulitis

El plátano y otros alimentos que ayudan a reducir la celulitis

Una dieta específica y adecuada puede evitar la aparición de la temida 'piel de naranja' o paliarla