Noticias | TV

Mila Ximénez, a Matamoros: "Habla tú de tus mierdas"

El defensor de la audiencia carga contra los colaboradores por sus opiniones respecto a Makoke
16-11-2018 10:33
0 votos
Mila Ximénez y Kiko Matamoros. Telecinco

Mila Ximénez y Kiko Matamoros. Telecinco

'Sálvame' vivió ayer 15 de noviembre uno de sus mayores enfrentamientos. Kiko Matamoros y Mila Ximénez fueron los protagonistas de la gran bronca, que fue motivada por la participación de Makoke en 'Gran Hermano VIP'.

La tensión ha comenzado cuando Matamoros se ha quejado de que los colaboradores del programa de Telecinco se han cargado el concurso de su exmujer. Carlota Corredero le ha replicado que su opinión respecto a las decisiones de la audiencia del reality no es vinculante ya que "a Belén Esteban se le dio por todos lados y ganó su edición"

Es en ese momento cuando Mila Ximénez ha saltado. "Si tú pides respeto para tu mujer, ten respeto tú que eres su marido, yo ni la he engañado ni la he defraudado, el respeto que empiece por ti que es tu mujer", le ha dicho la colaboradora.


Tras esto, Ximénez ha comentado que Matamoros cada vez tiene la piel más fina, ante lo que el defensor de la audiencia ha respondido: "Cómo cuando te tocan a todos sus seres queridos, a ti, tu hija". Estas palabras no han sentado nada bien a la colaboradora de 'Sálvame', que ha señalado que su situación no es la misma ya que ella mantiene a sus seres queridos fuera de los medios.

Se abre el cajón del pasado
Ximénez ha destacado que Matamoros le ha sido infiel a Makoke durante mucho tiempo, a lo que el defensor de la audiencia ha respondido: "Tú no me puedes dar clases de fidelidad cuando te sentaste en el 'PoliDeluxe' para decir que te alegrabas de ponerle unos cuernos así de grandes a Santana".


Es en ese momento cuando la colaboradora ha estallado y se ha dirigido a Matamoros: "Le estáis dando mucha cancha a este tipo. Habla tú de tus mierdas. Habla de los búlgaros y la mierda que tienes en tu casa". El enfrentamiento ha sido tan tenso que Carlota Corredera ha tenido que poner orden: "Esto no es un colegio. Estamos trabajando. Se acabaron los golpes bajos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook