Noticias | Series

Series

'The Walking Dead' llega a su ''midseason finale'' por todo lo alto

Jeffrey Dean Morgan, el actor que da vida a Negan, "lo iba a reventar" en estos episodios, y vaya si lo está haciendo
12-12-2016 09:04
0 votos
Negan está siendo el gran protagonista de la temporada. AMC

Negan está siendo el gran protagonista de la temporada. AMC

'The Walking Dead' llega a su ''midseason finale'' por todo lo alto y abriéndose paso gracias a la crueldad de Negan, el personaje que como ya avisó Jeffrey Dean Morgan, "lo va a reventar en los dos próximos episodios". Y vaya si lo está haciendo.

Atención: Esta noticia contiene spoilers

El 7x08 titulado proféticamente 'Hearts still beating' (Los corazones continúan latiendo), es un espejo de la brutal premiere de esta temporada: Negan acaba con la vida de dos supervivientes en la misma escena. En este caso, en vez de Glenn y Abraham, son Spencer y Olivia las desafortunadas víctimas. Y al igual que en aquel inicio de temporada, la mitad de la escena está inspirada en la novela gráfica de Robert Kirkman y la otra es una creación de la propia serie.

En esta ocasión, los dos fallecidos no tienen el peso narrativo de Glenn y Abraham, pero no dejan de ser vidas humanas cuya parábola ha sido rasgada repentinamente por el carismático villano. Por su parte, los salvaguardas de El Reino tratan de convencer a Ezekiel de dejarles usar la violencia contra los Salvadores, antes de que atacasen la comunidad y fuese demasiado tarde.

Finalmente, Daryl fue visto por un Salvador cuando escapa del Santuario al que acaba matando. Maggie y Sasha reciben el tratamiento de heroínas en Hilltop y ya amenazan el poder que ostenta Gregory en la comunidad de superiviventes. Y al final del episodio, ambas reciben la llegada de Rick, Michonne, Tara, Rosita, Carl, Jesús... y Daryl, que le comunican a Maggie que están listos para pelear.

Este hiato entre los dos bloques de la temporada debería contentar a la audiencia de 'The Walking Dead': ha habido víctimas pero ninguna de ellas era un personaje relevante al que esperaban no ver recibir el ferroso beso de Lucille. Y en definitiva, es una despedida que vuelve a reunir y reagrupar a los superivientes y que no deja tantos cabos sueltos y vidas en peligro inmediato como aquel mítico cliffhanger con el que acabó la sexta temporada.

De hecho según las declaraciones recientes de Scott Gimple, el máximo responsable del drama post-apocalíptico de la cadena AMC, el segundo bloque episódico de esta séptima temporada será completamente diferente al primero que ha seguido una trama circular comenzando y terminando en la misma situación y con el mismo villano. ¿Habrá esperanza en el horizonte? Los fans de 'The Walking Dead' deberán esperar al regreso de la serie el próximo 12 de febrero. Lo que si está asegurado, es la guerra.

Una temporada increíbe

Cada fin de semana se puede seguir la séptima temporada los domingos en AMC, y con sólo media hora de diferencia en FOX. La encrucijada en la que se encuentra Daryl, recluido con Los Salvadores, y Rick, obligado a servirles, son parte del giro que ha tomado 'The Walking Dead' en su séptima entrega, que alberga rivalidades, muertes y luchas de poder.

No sólo la aparición de Negan y su grupo supone un cambio de rumbo para Rick y los suyos. En el segundo capítulo ya aparecieron El Reino, con el Rey Ezekiel y su terrible tigresa Shiva, que todavía no se sabe el papel que jugarán.

A ellos sólo les conocen Morgan y Carol, y de momento parece un lugar bondadoso que también ha sido sometido por Los Salvadores. Por otro lado, cerca del mar Tara se ha tropezado con una civilización llamada Oceanic.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook